Utilizamos Cookies para optimizar nuestra presencia en la red para Ud. Si sigue navegando en esta página web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Podrá recibir mas información en nuestra declaración sobre la protección de datos.

 

Metalocerámica estética con VITA VMK Master®

Cómo lograr unos resultados impecables

Por Jürgen R. Freitag, maestro protésico

“La perfección estética es fruto de la combinación entre innovación y tradición”: así lo ha constatado el maestro protésico Jürgen Freitag (JF Dental, Bad Homburg, Alemania) en el curso de sus décadas de experiencia. Este experto en recubrimientos especializado en prótesis de gran valor estético aprecia, además del trabajo con los materiales y la tecnología CAD/CAM más avanzados, las ventajas de las restauraciones dentales de metalocerámica. De este modo aúna lo mejor de ambos mundos para ofrecer a sus clientes unos resultados excelentes.

Valoro ante todo la versatilidad y el elevado potencial estético de la metalocerámica, especialmente de VITA VMK Master. En determinadas indicaciones, como por ejemplo, muñones decolorados o prótesis con ataches, incluso prefiero las soluciones basadas en estructuras metálicas a las realizadas en dióxido de circonio. Este fue el caso de una paciente de 35 años que requería el enmascaramiento de muñones fuertemente decolorados (fig. 1). Si se optara por una solución de cerámica sin metal, los muñones decolorados se translucirían en gris a través del recubrimiento, así que está clara la indicación de VITA VMK Master.

El caso presentado es un caso estándar con probabilidades aparentemente escasas de lograr un resultado espectacular. No obstante, a menudo son precisamente estos casos estándar los que permiten obtener resultados de estética satisfactoria con un esfuerzo relativamente reducido. La clave del éxito consiste en concentrarse en lo esencial: la forma, el color y la superficie.

La estructura: apoya y enmascara

Para la confección de las estructuras de coronas utilizo CAD/CAST, un método que me permite combinar las ventajas de la tecnología CAD más avanzada con las del método perfeccionado de colado a presión bajo vacío. La estructura se diseña en el ordenador y se fresa en un equipo de fresado a partir de una pieza bruta de cera, para a continuación incorporar al modelado los jitos de colado. Después se procede al revestimiento y al colado del modelado. Tras el acabado, este método me proporciona un grosor de pared definido de 0,3 mm, así como un ahorro sustancial de tiempo y una clara ventaja económica: el valor añadido permanece en el laboratorio y no se transmite a la producción externa.

En virtud de su color amarillo cálido, prefiero las aleaciones de cocción con alto contenido de oro, ya que se adaptan perfectamente a la cerámica VITA VMK Master, de elevado punto de fusión. Antes del recubrimiento se reducen las estructuras unos 2 mm por vestibular, a fin de crear espacio para un hombro cerámico.

Fig. 1: La situación de partida muestra 4 muñones anteriores: tinción oscura en la pieza 12, tinción clara por labial en la pieza 11, piezas 21 y 22 con pernos metálicos.

Estratificación con sistema

La cerámica VITA VMK Master ofrece no solo unas propiedades de procesamiento impecables y una excelente facilidad de modelado, sino también una manipulación sencilla y una contracción mínima. Además, el amplio surtido de materiales complementarios satisface todas las expectativas, incluso para la personalización de los trabajos más exigentes. El resultado estético convence tanto sobre el modelo como en boca.

Fig. 2: Una estratificación de DENTINE con OPAQUE DENTINE, DENTINE, CERVICAL CE3 (amarillo dorado); DENTINE MODIFIER DM3 (amarillo) por central-incisal; DENTINE MODIFIER DM1 (blanco) por proximal-incisal.

Un usuario inexperto podría verse abrumado ante la perspectiva de utilizar siete u ocho materiales para una estratificación sencilla. Sin embargo, cuando el usuario haya interiorizado el método y su lógica, constatará —siempre y cuando se haya realizado un análisis exhaustivo de las características— que resulta prácticamente imposible lograr una estética totalmente natural empleando menos materiales. A ello se añade el hecho de que una restauración de gran valor estético le permite diferenciarse eficazmente, por lo que respecta al precio, de una restauración monolítica de cerámica sin metal.

Fig. 3: Una estratificación final con materiales EFFECT para la primera cocción. CERVICAL CE3 (amarillo dorado); TRANSLUCENT T4 (neutro), T5 (azul claro), T6 (azul); WINDOW; PEARL TRANSLUCENT PLT1 (nácar-crema); LUMINARY LM5 (marrón claro).

Las figuras 2 a 4 muestran, tomando como ejemplo la corona 11, los materiales VITA VMK Master utilizados hasta la primera cocción. Para mayor claridad, se han coloreado los materiales cerámicos con colorantes alimentarios. No obstante, los colores indicados en los pies de figura no se corresponden con esta coloración, sino que reflejan el carácter cromático efectivo.

Fig. 4: Una estratificación palatina de esmalte con ENAMEL, TRANSLUCENT T1 (blanquecino) para las crestas de esmalte, PEARL TRANSLUCENT PLT1 (nácar-crema).

Resultado convincente

Con la cocción de glaseado, las coronas presentan ya un buen resultado (fig. 5). Tras el pulido manual final, despliegan su aspecto natural y muestran un resultado final estéticamente satisfactorio: perfección gracias a la armonía entre color, forma y superficie (fig. 6).

Dejando al margen durante un primer examen el color y los efectos personalizados, la apariencia natural de estas cuatro coronas es atribuible ante todo a su forma y a su superficie (figs. 6 a 8). Por ejemplo, las crestas de esmalte reproducidas en el espacio interproximal de los incisivos centrales confieren a ambos dientes su corporeidad, acentuando así su carácter de piezas individuales. A su vez, los reflejos de luz refractados en la superficie acabada manualmente crean una textura más similar a la del diente natural que la que podría obtenerse mediante una cocción de glaseado. De este modo, VITA VMK Master permite obtener unos resultados impecables.

Fig. 5: Coronas metalocerámicas tras la cocción de glaseado sobre el modelo segueteado.

Fig. 6: Perfección en cuanto al color, la forma y la superficie: se aprecia claramente la zona incisal translúcida pronunciada, y, gracias a la estructura metálica, no se transparentan los muñones con tinciones ni se transluce el opáquer. Además, en este caso se observa una excelente adaptación a los dientes adyacentes, así como a los dientes anteriores inferiores.

Fig. 7: Tras el pulido final manual, resulta útil una fotografía en blanco y negro durante el último control de la forma: de este modo se aprecian más claramente y pueden evaluarse mejor las ligeras desviaciones formales y las gradaciones de claridad.

Fig. 8: Vista lateral desde la derecha: se aprecian con especial claridad el borde incisal translúcido en la corona 22 y los mamelones de aspecto natural en los incisivos centrales. No se observa la estructura metálica ni se transparenta el opáquer.

español Español